Opinión de Alex Delgado: 20 años botando dinero

979646a48cf8482f-df7876cdf94058d5dbbac1681692481e-1200x800.jpg



Les he dicho anteriormente que la clase política y gubernamental no tiene pizca de voluntad en corregir la malamaña administrativa, por lo que, gracias a ellos, sigue siendo pertinente la existencia de una Junta de Supervisión Fiscal.  

Este cuatrenio ha sido un desastre administrativo bajo el Partido Nuevo Progresista (PNP)  con Ricardo Rosselló y Wanda Vázquez. Un cuatrenio en el que se falló muchas veces en lo fácil. Ahora vendrán 4 años más de la palma en el ejecutivo, pero con una legislatura de otro partido. Eso es bueno y malo. Bueno porque no habrá un sello de goma, pero es altamente probable que perdamos cuatro años más en tranque gubernamental. 

Regresando al tema de cómo juegan con el dinero y las necesidades de la ciudadanía, Puerto Rico nunca ha tenido una ambuilancia aérea perteneciente al pueblo. Hemos sido servidos en ese renglón, principalmente, por dos compañías privadas. No obstante, personas que requerían de transporte de emergencia para salvar sus vidas, se pudieron ver amenazados por las pugnas de estas empresas, entre ellas y con el estado, que como sabemos, tiene cangrejos en los bolsillos para pagar, a menos que el contratista sazone a un cabildero amigo de la administración de turno. Las deudas del estado con estas compañías ascendían a millones de dólares porque luego de firmar contratos, entonces no querían pagar porque “es muy caro”. Ante la falta de pago, las compañías  amenzaban con no transportar a nadie más hasta que se pusieran al día. 

Ante esta amenaza, la administración de Alejandro García Padilla decidió comprar una nave que se adaptara con equipo médico y convertirla en ambulancia aérea. Se invirtió 8 millones. ¿Qué pasó? Cambió la administración y llegó Ricardo Rosselló con el librito de demonizar a “la pasada administración”. Investigaron la compra desde la legislatura con Juan Oscar Morales, refirieron para aquí y refirieron para allá. Que si la nave no servía para lo que se compró (lo que era falso), que si hubo corrupción, que si esto, que si lo otro. Los federales, luego de acusar al empresario que vendió la nave, tuvieron que desestimar todos los cargos, de ese y otros helicópteros copmprados, y decir “perdona sae”, al no encontrar nada. Acusaron y luego investigaron. 

Rosselló dijo que pasaría la nave a la Policía de Puerto Rico. Dos años más tarde ni eso han podido hacer por lo que la nave sigue sin uso, con la falta que hace. Metro descubrió esta semana que el helicóptero está “goundeao” porque no cuenta con una póliza de seguro que le permita operar. Por esta razón, es posible que los 8 millones esten sirviendo de nido para  pajaritos en el Aeropuerto de Mercedita de Ponce.  

Costó 8 millones, más lo que hayan gastado en quitarle todo el equipo médico que tenía instalado para adaptarlo para la Policía y hoy no tenemos helicóptero transportando pacientes y tampoco brindando seguridad. Señores, en dos años no han tenido la capacidad ni de hacer un maldito traspaso de una agencia a la otra.  

La administración de Ricardo Rosselló, que con el helicóptero ambulacia adquirido por la administración pasada quiso enviar un mensaje de que ellos eran los duros de la buena administración, y que sanerían la práctica del malgasto, mientras el pueblo sufre necesidades, terminó comprando para él, con fondos del pueblo, una guagua blindada de un cuarto de millón de dólares. Tras pagar esa cantidad, hoy no han podido traer la guagua, ni recuperar el dinero del pueblo. 

Bajo la flamante administración de Rosselló tambien se botó… digo, también se adquirió una guagua para “dar servicios” en los pueblos. Casi medio millon de dólares costó. En el cuartel de bomberos de Puerta de Tierra la ví el domingo pasado. $479,778.00 de fondos públicos que hoy no sirve ni de figura decorativa para ese cuartel de bomberos. La gobernadora Wanda Vázquez, al entersarse, según ella no sabía nada, expresó: “Al enterarme de esta adquisición, evalué las diferentes alternativas y, en vista de que la adquisición de la misma no se puede cancelar , he determinado que esta unidad será de utilidad para ofrecer servicios de distintas agencias a todos los pueblos y así poder darle acceso a la ciudadanía de los diferentes servicios de las agencias”. ¿Usted le creyó? ¿Sabe lo que pasó con la guagua de casi medio millón? Como les dije: tirada en un cuartel de bomberos. O sea, no existe la capacidad para algo tan sencillo como ponerla a dar servicios en los pueblos. ¿O es que no hay necesidad diaria en los municipios? 

Antes de culminar, si usted es seguidor del Partido Popular y vá a venir con el “llori-party” de que apesar de eso ganó la palma, sepa que estas cosas también ocurren con administraciones de la pava, porque si algo tenían razón los partidos emergentes es que el PNP y el PPD son iguales, aunque duela la comparación en ambos bandos. Esto es un pequeño ejemplo de cómo en los pasados 20 años se ha botado y sigue botando dinero en el gobierno.  Aunque no lo veo a corto o mediano plazo (puedo equivocarme), pero será el PNP y el PPD los que lleven a la gobernación a cualquier partido de minoría o emergente. 

A corto plazo corresponde a Pedro Pierluisi, asó como a José Luis Dalmau y Rafael “Tatito” Hernández demostrar que entendieron el mensaje en las elecciones. Yo apuesto a que no lo entendieron y vendrán con lo mismo en sus respectivas fincas. Háganme quedar mal. Los reto. 



Share this post

scroll to top