Preocupación por el COVID-19 para la celebración de las elecciones

whatsappimage202-30e26b9dc8647258ec418e6407db4f6b-1200x800.jpg



La situación actual de la pandemia del COVID-19 se plantea como una de las principales preocupaciones para llevar a cabo las elecciones de una forma exitosa.

Así opinan los comisionados electorales de los diferentes partidos políticos, que en declaraciones a Metro precisaron sus mayores preocupaciones a menos de cuatro meses de las elecciones y cómo van diseñando las campañas electorales.

La comisionada electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), María Dolores Lolin Santiago, explicó en entrevista con Metro que “además de huracán, sismos y pandemia que nos ha atrasado todo el calendario, hemos estado haciendo análisis y sugerencias para poder tener alternativas para los electores, de manera que se sientan seguros y puedan ejercer sus derecho de manera requerida”. Mencionó el reto a nivel presupuestario ya que a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) no se le asignó la cantidad solicitada, mientras se debe tener en cuenta la compra de sanitizers, equipo de protección personal, artefactos para garantizar el distanciamiento y un gotero para evitar el uso de tinta que tradicionalmente se utiliza para evitar el doble sufragio. “Nos encontramos inmersos para trabajar con todo esto y con la compañía que va a trabajar la campaña educativa”, señaló Santiago, quien a la vez aseguró que la gente puede confiar en la pureza del sistema electoral de Puerto Rico. Por el momento, se encuentran trabajando en múltiples funciones como adiestramiento a los 10,660 funcionarios de colegio, así como gestiones administrativas de trabajo con manuales y reglamentos.

Entretanto, el comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Lind Orlando Merle Feliciano, argumentó que su mayor preocupación es “el limitado presupuesto que tiene la Comisión Estatal de Elecciones para la celebración de la primaria y la falta de personal necesario durante el proceso de preparación. Otro asunto que nos preocupa es la pandemia que enfrenta el país y cómo esto impacta la cantidad de personas que van a votar el 9 de agosto”. Aseguró que tomaron las medidas que garantizarán a los electores poder ejercer su derecho al voto sin poner en riesgo la salud.

El comisionado del PPD también se encuentra en proceso de adiestramiento de funcionarios de colegio. “Hemos sido muy rigurosos en las medidas implementadas para minimizar los contagios de COVID-19”, detalló Merle Feliciano.

El comisionado electoral del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Iván Aponte, expuso que “la pandemia ha complicado el panorama electoral. Preocupa la identificación y certificación de los centros de votación que van a ser utilizados el día de las elecciones; el asegurar que joven que cumple 18 años acuda a inscribirse para ejercer su derecho al voto; la poca campaña de educación electoral en los medios ante la implantación del plan de austeridad de la Junta de Control Fiscal; y la posibilidad de que el aumento en casos de COVID-19 complique aún más el calendario electoral”. Sostuvo que a cuatro meses de las elecciones, la prioridad es asegurar que los jóvenes mayores de 18 acudan lo antes posible a la Juntas de Inscripción Permanente (JIP) a inscribirse previo al cierre del Registro Electoral el día 14 de septiembre.
Sobre la confianza en el sistema electoral, manifestó que “la aprobación del nuevo Código Electoral es un peligro para el sistema electoral puertorriqueño. El gobierno de turno del PNP ahora domina el aparato electoral y el presidente de la CEE tiene control absoluto de la entidad”.

Por su parte, Ada Norah Henríquez, comisionada electoral del Proyecto Dignidad detalló que en su logística electoral, apuestan por la fuerza laboral de las mujeres, así como por los jóvenes para desarrollar sus estrategias de campaña y votación.

La preocupación electoral mencionada por Henríquez está relacionada al Código Electoral, así como a la necesidad de que las personas acudan a votar. “El nuevo Código Electoral afecta la confianza del pueblo en su capacidad de ejercer su derecho al voto de manera efectiva, y lo que antes era una garantía de que “si no lo hacían bien los saco”, ahora, parece cancelarse ante la manera en que se van a validar las papeletas. Es obvio, que los líderes del partido político de mayoría, en su empeño por garantizar sus escaños, aprobaron unas disposiciones para limitar a los electores su derecho a votar por candidaturas y obtener mayor representatividad a sus intereses”, manifestó la comisionada del Proyecto Dignidad.

El comisionado electoral del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Olvin Valentín, también expresó preocupación en torno a la pandemia. “Me preocupa el reto que tenemos de llevar a cabo una elección general en medio de la pandemia, asegurando que se proteja la integridad del proceso y garantizando que todos y todas puedan ejercer su voto de forma segura. También estamos muy atentos al aumento de casos ya que pueden tener un impacto en la logística y preparativos para la elección general y definitivamente puede afectar el nivel de participación de los electores y electoras el 3 de noviembre”, apuntó Valentín. La colectividad se encuentra actualmente en proceso de nombrar comisionados locales y funcionarios de colegio.

“El pueblo puede estar seguro que estamos velando por la pureza del proceso electoral, que todas y todos puedan ejercer su derecho al voto y que se garantice que ese voto se cuente adecuadamente”, detalló el comisionado del MVC.





Source link

Share this post

scroll to top