Unión denuncia que Sistema 9-1-1 pone en peligro de contagio de COVID-19 a sus empleados

060320tomatemper-ce8ccdafdc41e9c9714958f771f20efb-1200x800.jpg



El presidente de la Unión de Trabajadores de las Comunicaciones de Puerto Rico CWA Local 3010, organización que representa a los trabajadores y trabajadoras del Negociado del Sistema 9-1-1, Cruz Domínguez, denunció el lunes, que ese negociado, supuestamente, ha puesto en riesgo a sus empleados ya que no se está siguiendo el protocolo de salud y seguridad a cabalidad.

También denunciaron que ya varios empleados han dado positivo a COVID-19 y la respuesta del Negociado ha sido insuficiente.

“En los últimos días hemos entrado en conocimiento de empleados que lamentablemente, han arrojado positivo al COVID-19. Uno de ellos, fue un empleado telecomunicador que labora en el turno nocturno en el centro principal de Guaynabo y por tal razón dicho centro fue cerrado y todos los empleados fueron enviados a realizarse la prueba. Desafortunadamente hubo empleados adicionales que arrojaron positivos que tuvieron contacto con personal de ambos centros y las medidas que tomó el Negociado fueron insuficientes”, dijo Cruz Domínguez en comunicación escrita.

El Negociado no ha tomado en consideración las sugerencias que ha presentado el sindicato para minimizar el riesgo de contagio. “Hemos sugerido que el Negociado active un plan de acuartelamiento. Así podemos garantizar que tengamos empleados suficientes dentro de las facilidades del 9-1-1 seguros y listos para atender las llamadas de la ciudadanía. También hemos sugerido que el Negociado envíe a todos los empleados a realizarse pruebas cada 15 a 20 días. El negociado simplemente nos dice que no es necesario”, añadió.

Por otro lado, el sindicato expuso que el Negociado no ha hecho lo suficiente para que los telecomunicadores puedan trabajar remotamente ya que la tecnología existe y lo permite.

“Si los fondos del 9-1-1 son utilizados correctamente puede ser posible”.

Te recomendamos:

Recientemente entró en vigor la Ley 32-2020, legislación que fue redactada por la Unión.

“Esta Ley permite que los fondos 9-1-1 sean utilizados única y exclusivamente para la atención de llamadas de emergencia y una vez más el Negociado tiene la intensión de desviar 2.3 millones de dólares para el Departamento de Seguridad Pública algo que está totalmente prohibido por reglamentación federal en vez de utilizar estos fondos para habilitar un sistema remoto y poder garantizar la continuidad del servicio en tiempos de pandemia”, informó Cruz-Domínguez.

Finalmente, el sindicato aprovechó para agradecer a todos los empleados del Negociado por su gran labor y sacrificio. “Tengo que aprovechar el momento para agradecer y felicitar a todos los telecomunicadores y empleados del área administrativa por su gran labor y dedicación en los tiempos más difíciles de nuestra historia. Nuestros trabajadores y trabajadoras tienen a la ciudadanía en sus hombros y por eso no se quitan. Han dejado a sus familias diariamente arriesgando sus vidas y las de sus familias. Pocas personas ven y reconocen el gran sacrificio de un empleado del 9-1-1. Me siento muy orgulloso de representar a este grupo de valientes trabajadores”, concluyó.





Source link

Share this post

scroll to top