Preocupación por avance COVID-19 en Estados Unidos y Puerto Rico

covid19-46dc6c04b3ed7d40280aa17ae38c4c99-1200x800.jpg



El exorbitante aumento de casos de coronavirus en Estados Unidos, que ya sobrepasó los tres millones de contagios, podría repercutir en efectos negativos a Puerto Rico por los constantes viajes entre sus ciudadanos.

Esta es la preocupación planteada por la epidemióloga Eva Gordian, quien estableció en entrevista con Metro que también influye la rigurosidad que las personas sigan sobre el distanciamiento, el uso de mascarillas y las medidas de higiene y protección. “El riesgo de lo que está pasando en Estados Unidos puede tener un impacto grande en Puerto Rico porque es como un puente, siempre esta en constante viaje y ahora más en verano, la gente le gustan las playas de acá y salir”, expresó Gordian. Añadió que uno de los problemas es que “tanto en Estados Unidos como acá no están utilizando las medidas de precaución de manera estricta, se puede entender que la personas están cansadas, pero es la responsabilidad de cada individuo”.

La situación se agrava debido a que los viajeros se encuentran en Estados Unidos con un panorama con menos restricciones lo que lleva a que lleguen a la isla con “una mentalidad de que no es tan grave o que no le pueden afectar a ellos”. Por eso, Gordian hizo un llamado a no sólo educar a los puertorriqueños sino también a las personas que vienen de vacaciones, ya que si no utilizan mascarillas o siguen las medidas de distanciamiento, podrían terminar afectando a los boricuas. “El asunto radica en que las personas pudieran tomar el distanciamiento más en serio y estas medidas de prevención que son sencillas”, precisó la epidemióloga.

En Estados Unidos, el número de casos confirmados ya alcanzó tres millones, de acuerdo con la Universidad de Johns Hopkins. Sin embargo, The Associated Press reportó que las autoridades de salud creen que el número real de infecciones es diez veces mayor, lo cual representaría el 10 % de la población en ese país. Además, en estados como Florida, que tiene un frecuente flujo de pasajeros desde y hacia Puerto Rico, ha registrado en los últimos días hasta casi 10,000 casos diarios.

Gordian aplaudió las medidas más estrictas que entrarán en vigor en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín a partir del 15 de julio, pues permitirían una mayor constancia de quiénes llegan. “Eso nos puede dar un poco más de seguridad de quién entra y si vamos a exponer a los ciudadanos… Lo que sí hay que ver es cómo nos vamos a asegurar que la persona realice la cuarentena correctamente a lo que llegan los resultados”, argumentó sobre cómo garantizar que el viajero cumpla con la cuarentena durante el tiempo en que se supone que esté en espera de resultados de pruebas moleculares. Insistió en la importancia de educar a los viajeros desde el aeropuerto. Urgió a la ciudadanía a reflexionar antes de salir de sus hogares en pensar “para dónde voy a ir, ¿hay riesgo? y ¿hay personas vulnerables con quien vivo?”.

El secretario de Salud, Lorenzo González, indicó a Metro que por el momento no se recomendarán cambios ni retroceder con la reapertura. No obstante, el infectólogo del task force médico, Humberto Giot, expresó preocupación en Radio Isla con la apertura a conciertos, torneos, ligas deportivas y trabajos no esenciales, pues entiende que el riesgo aumentará.

Otro elemento que puede influenciar o tener algún efecto en Puerto Rico desde Estados Unidos es la percepción de “normalidad” que trajeron las aperturas. En ese sentido, la experta en Epidemiología enfatizó a Metro que es vital que el sector económico y el salubrista trabajen de la mano. “Dan la impresión que todo está bien, cuando en realidad siguen ocurriendo situaciones de salud y siguen teniendo aumento. El virus no se ha ido”, apuntó.

Desde el lunes pasado, Salud ha estado reportando alzas en los casos confirmados y en las hospitalizaciones por COVID-19 en la Isla.





Source link

Share this post

scroll to top