Arzobispo de San Juan denuncia abogados demandantes no quieren transar

screenshot20180824at63841am-de01078b79444a3c1fb8a9b39bc58682-1200x800.jpg



El arzobispo de San Juan, monseñor Roberto Octavio González Nieves, denunció el martes, que los abogados del caso Yalí Acevedo v. Arquidiócesis de San Juan no quieren aceptar las ofertas de pago y “prefieren litigar”.

“Luego de la Sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, se nos ha presentado la oportunidad de llegar a un acuerdo entre las partes para transar el pleito y así evitar la litigación que tiende a ser un proceso largo, adversativo y costoso. La Arquidiócesis de San Juan y las escuelas demandadas, Academia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Inc., Academia San José y la Academia San Ignacio están listas y deseosas de transigir el caso Yalí Acevedo v. Arquidiócesis de San Juan”, dijo González Nieves en comunicación escrita.

“Tan es así, que hace meses las demandadas aceptaron pagar la cuantía global solicitada por los abogados de los demandantes. También se ofreció un pago inicial sustancial. Sólo restaba definir los plazos. También ofrecimos poner a su disposición propiedades como garantías al pago aplazado y más aún ofrecimos o propiedades como un medio de extinguir el pago acordado. Esas opciones, también fueron rechazadas. Muy tristemente, la representación legal de los os abogados de los demandantes comunicaron que no había más negociación e intentan reiniciar la litigación. Personalmente, les he indicado a los abogados que estoy haciendo, junto a las escuelas demandadas todo lo posible para poner punto final a la controversia”, añadió.

“De hecho, la Arquidiócesis por conducto de su abogado, solicitó al Tribunal de Primera Instancia de San Juan, que, cuando tenga jurisdicción, nombre un mediador para llevar a feliz término la negociación. Lamentablemente, la representación legal de los demandantes se ha opuesto dos veces a esa Solicitud”, dijo.

“Anoche, luego de un ingente esfuerzo para recaudar mayores recursos, enviamos un segundo borrador de acuerdo transaccional. Para esta oferta, aumentamos sustancialmente el primer y segundo pago. En fin, estamos haciendo todo por transigir. Con gran pesar, queremos anunciarles que nuevamente, la representación legal de los demandantes rechazó nuestra oferta a pocas horas de haberla recibido. No obstante, la representación legal de los demandantes parecen preferir el litigio y permitir que se continuara con la discordia, la inestabilidad organizacional en cada una de las escuelas demandadas. Estas escuelas desean transar, desean sanar, desean tener paz, desean pasar la página”, expuso.

Señaló que “por este medio, los párrocos de las escuelas demandadas, sus directores y este servidor reiteramos nuestro llamado a los demandantes para terminar la. Pedimos a los demandantes que acepten nuestra propuesta de nombrar a un mediador judicial o en su lugar, que retornen a la mesa del diálogo. Es hora dar reposo a esta controversia. Los tiempos actuales, especialmente, la pandemia y sus secuelas, lo requieren. Por último, pedimos al Señor permita a todas las partes en este proceso la

sabiduría para resolver este asunto, la humildad para reconocer nuestras carencias, la buena voluntad para pasar la página y el espíritu de unión para salir más hermanados en este proceso”, culminó.

Un grupo de 66 maestros, empleados y ex empleados de la Academia del Perpetuo Socorro (APS) radicó una demanda contra la Arquidiócesis de San Juan de 4.4 millones de dólares por beneficios adquiridos.  Los demandantes plantean que tienen derechos adquiridos bajo el Plan de Pensión para Empleados de Escuelas Católicas y que no pueden ser eliminados retroactivamente. Los demandantes han trabajado más de 10 años para APS y para la Iglesia Católica, lo cual los cualifica para recibir los beneficios del Plan.

La demanda (Yali Acevedo Feliciano, John A. Williams Bermúdez vs. La Santa Iglesia Católica de la Isla de Puerto Rico) fue radicada en junio de 2016 en el Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan.  La demanda solicita una orden de cese y desista y/o “injunction”, sentencia declaratoria, cumplimiento de contrato, impedimento por actos propios, daños y perjuicios.

Según la demanda, el Plan de Pensión era de carácter “perpetuo” y solo se podía retirar “por el cierre de la institución o por probada quiebra económica…después de haber pagado la deuda contraída con sus empleados”.

La Arquidiócesis de San Juan creó el plan de pensión en 1979 y para administrarlo se creó el Fideicomiso del Plan de Pensión para Empleados de Escuelas Católicas con el propósito de administrar los recursos del Plan de Retiro.





Source link

Share this post

scroll to top