Wanda Vázquez no se compromete a firmar presupuesto avalado por la JCF

wandavazquez3-bd1e32e11d46835f743ec9a0266ac277-1200x800.jpg



Aunque recalcó que incluir las partidas para el bono de Navidad y el plan de retribución de empleados públicos “no es negociable”, la gobernadora Wanda Vázquez no fue clara al preguntársele si estaría dispuesta a firmar una versión de presupuesto similar a la que aprobó la Cámara de Representantes, que es la que cuenta con el aval de la Junta de Control Fiscal (JCF).

“En términos del plan de retribución me sostengo en que hicimos de trabajo intenso, riguroso, juicioso, prudente para que ese plan de retribución empezara ahora en octubre. Hicimos los ajustes en el presupuesto para que ese plan empezar ahora. Mientras más retrasemos el plan de retribución, menos vamos a poder implementar la reforma laboral”, dijo la gobernadora, en alusión a la Ley del Empleador Único que viabiliza la movilidad de empleados entre distintas agencias.

El gobierno que presentó Vázquez a la Asamblea Legislativa contemplaba asignaciones de $64 millones para el pago del bono navideño y $62 millones para implementar los aumentos salariales del plan de retribución al 100% de los empleados a partir del 1 de octubre. La Cámara, al evaluar el presupuesto, redujo esas partidas a $48 millones y $29 millones, respectivamente. En el caso del plan de retribución, la versión cameral dispone que comience a implementarse el 1 de enero de 2021, y que inicialmente solo impacte al 70% de la empleomanía gubernamental.

Sin embargo, el Senado aumentó nuevamente la partida del bono de Navidad a $64 millones, y la del plan de retribución a $57 millones. El presidente de ese cuerpo, Thomas Rivera Schatz, adelantó esta mañana que el Senado no concurriría con las enmiendas introducidas por la Cámara.

Ayer, tanto el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, como el presidente de la Comisión cameral de Hacienda, Antonio “Tony” Soto, plantearon que si el Senado se niega a aceptar la versión que ellos presentaron, la JCF terminaría imponiendo su propio presupuesto, que en principio no incluía asignaciones para el bono de Navidad ni para el plan de retribución.

“Vamos a ver cuáles son las enmiendas que finalmente sometió la Cámara. No hemos tenido la oportunidad de verlas, sé que todavía están en comité de cnferencia. Cuando tengamos la oportunidad de ver dónde está el plan de retribución, donde está el bono de Navidad, donde está WIPR, que son prioridades que tenemos en este presupuesto, nosotros estaremos en la disposición entonces de concurrir o emitir cualquier opinión al respecto. Si no tiene esos elementos, vamos a verlo primero y entonces ahí tomaré la determinación”, indicó Vázquez al insistírsele si estaría dispuesta a, en última instancia, firmar la versión cameral.

Si mañana la gobernadora no firma un presupuesto, o avala uno que no cumple con las disposiciones de la JCF, el organismo federal impondría su propia versión de gastos, como ha ocurrido cada año desde 2017.

El nivel de gastos con cargo al fondo general dispuesto por la JCF, así como por la Cámara y el Senado, es de $10,045 millones, $169 millones por debajo de lo recomendado por el ejecutivo inicialmente.





Source link

Share this post

scroll to top